Retirar, temporalmente, un artículo de la venta